Para quien no lo sepa, las charlas TED son unas conferencias anuales que se realizan en los E.E.U.U. y cuyo lema es Ideas worth spreading lo que, traducido al castellano, significa Ideas que merecen ser difundidas. Básicamente son charlas de cualquier temática, súper interesantes, de gente que ha participado en proyectos que, de una un otra manera, son relevantes para la humanidad. Así, en su término más general. TED significa Tecnología, Entretenimiento y Diseño pero, como digo, la charla puede versar sobre casi cualquier temática (aunque si nos ponemos a pensar, probablemente todas tendrán algo que ver con uno de los tres sustantivos que forman el acrónimo). Pero bueno,  lo importante es que el contenido sea trascendente, beneficioso para el ser humano.

tedxvalladolid_imperfections

Tras el nacimiento de las TED Talks, se empezaron a organizar las conocidas charlas TEDx, que no son ni más ni menos que charlas TED organizadas por entidades o usuarios independientes del marco TED y realizadas a lo largo y ancho del mundo. Ojo, que sean independientes no quiere decir que yo pueda organizar una TEDx mañana. La entidad tiene un ojo puesto en cada ciudad o barrio que quiere montar una e impone unos requisitos de calidad para garantizar que siempre sean contenidos innovadores y relevantes.

tedxvalladolid_salon

Bien, una vez hecha la introducción, paso a hablar de TEDxValladolidBelén Viloria es (entre otras cosas, porque no para de meterse en “jaleos”) la organizadora de todos los TEDx que se celebran en la capital del Pisuerga y, cuyo máximo exponente es el TEDxValladolid (hablo de varios porque hay TEDxYouth, TEDxSalón…)

Conocimos a Belén en enero, cuando estuvimos en Madrid en MUWOMLab. Se acercó a nosotros en la parada para el café y hablamos un buen rato. Le había gustado mucho MooBeat, el concepto, el trabajo que había detrás…Nos dijo que, si estábamos interesados, podíamos participar en el TEDx que ella organizaba este mismo año. La verdad es que la noticia fue una ENORME mezcla de alegría y responsabilidad al mismo tiempo. Todos nosotros conocíamos el formato de charlas TED y nos parecían una especie de patrimonio cultural digno del mayor respeto y admiración. Así que participar en una era, hablando en lenguaje llano, un pelotazo enorme.

tedxvalladolid_bluevolunteers

tedxvalladolid_volunteer

Tras un tiempo para asumir la noticia, empezamos a preparar la charla. La daría Jon, como no podía ser de otra manera, aunque el resto estaríamos entre bambalinas con el montaje sobre el escenario. Pues nada, a empezar a redactarla. Maldito síndrome del folio en blanco…Ese fue el primer problema. Aunque no el mayor. Lo peor fue conseguir estructurar una charla de temática compleja en tan poco tiempo y contando todo lo que queríamos contar. No queríamos hablar de tecnología per se. Queríamos hablar de nuestra historia primero, claro, pero también hacer ver a los presentes que la tecnología avanza sin parar, es como una máquina descontrolada, pero somos nosotros como seres humanos quienes le damos forma, quienes la orientamos hacia un camino u otro.

Bueno, no me entretendré demasiado con el proceso creativo de la charla, pero en resumen, le dimos como 257.000 vueltas antes de cerrarla (todo esto hablando mientras con Belén, claro, que nos ayudó a darle forma).

tedxvalladolid_moobeat2

tedxvalladolid_moobeat1

Luego llegó la dificultad del montaje técnico, ya que éramos los únicos que llevamos algo interactivo al escenario, con la complejidad añadida que esto implica. En este caso la ayuda de todos los técnicos presentes fue invaluable.

Finalmente llegó el día 20 de septiembre. El LAVA vestía sus mejores galas y nosotros apenas podíamos tragar saliva. Los ensayos previos habían sido un poco accidentados pero finalmente, antes de empezar el evento, lo teníamos todo por la mano.

Para mí, la mayor pena fue no ser capaz de prestar atención a las charlas que nos precedían, más que nada porque en mi cabeza le daba vueltas constantemente a todo aquello que podía fallar en la nuestra y cómo prevenirlo.

tedxvalladolid_jon

La charla salió genial. Jon se lució, mejor que cualquiera de los ensayos. A nivel técnico todo fue bien y creemos que se entendieron todos los conceptos que queríamos explicar, tanto de MooBeat como de SNSTSia. Una sensación de orgullo enorme nos invadía después de lidiar en semejante ruedo y es una experiencia que no olvidaremos nunca. Aquí os la dejamos para que la disfrutéis.

Gracias de nuevo a Belén y a todo su equipo y ¡larga vida al TED y a la filosofía que representa!

P.D. Podéis ver todas las fotos del evento en el álbum de Flickr que se creó para la ocasión

tedxvalladolid_finish